SI DE NARRADORES se trata, siento especial predilección por los que cuentan historias duras, crueles, sórdidas e incluso truculentas, pero en tono de guasa, de tragicomedia punzante o humorada negra, sin perder nunca de vista el lado ridículo de las cosas.

Autores así los encontramos en todas las lenguas y literaturas, de Petronio a Bulgákov, de Quevedo a Gadda, de Heinrich Mann a Bret Easton Ellis. Burlescos y macabros, tienden a suscitar lo mismo el escalofrío que la carcajada —o la mueca de asco en los lectores de estómago delicado—, jamás la indiferencia. Y a esa cuadrilla sin duda pertenece Reinaldo Arenas, un ejemplo excepcional de vitalidad, imaginación y rebeldía en el panorama literario cubano posterior a 1959. Leer el resto de esta entrada »

LA TENTACIÓN de sugerir posibles escenarios de salida a la actual situación sociopolítica y económica de Cuba puede resultar no solo pretencioso, sino también arriesgado. Más aventurado aún sería imaginar soluciones más o menos simples o prácticas para emerger de la crisis general que ha provocado la prolongada imposición de un sistema tan ineficiente como obsoleto que ―con su lastre de corrupción, deterioro moral, desarraigo y desesperanza― ha arrastrado al país a un punto crítico que pone en juego incluso nuestra propia índole como entidad nacional. No se trata de una declaración alarmista; me limito a formular la realidad. Leer el resto de esta entrada »

LA HIPÓTESIS MÁS INCIERTA. (Reinaldo Escobar)

Publicado: 14 noviembre, 2010 en N.3

EN UNO DE ESOS interminables debates donde tratamos de perfilar cuál será la salida de la actual situación, algunos colegas discutíamos sobre los posibles escenarios, las innumerables variables de cada uno y los destinos finales de las hipótesis planteadas.

Al principio se especuló levemente sobre la presumible decencia de nuestros gobernantes quienes, en un acto de buena voluntad, reconocerían su fracaso y convocarían a un diálogo entre todos los cubanos para refundar la Nación. Esta apuesta fue reformulada, hasta que la decencia quedó convertida en pragmatismo y la buena voluntad se redujo a los deseos de mantenerse en el poder, con la consabida introducción de cambios cosméticos carentes de autocrítica y de compromiso político. Leer el resto de esta entrada »

DIARIO DE SUEÑOS (I). (Francis Sánchez)

Publicado: 14 noviembre, 2010 en N.3

SOBRE LAS ramas de los árboles habíamos construido galerías que se prolongaban a través de kilómetros. Locaciones donde familias de gente culta vivían libre y despreocupadamente en comunión con los pájaros. Puentes colgantes tejidos con ramas vivas. Leer el resto de esta entrada »

SÍNTOMAS CLÍNICOS

¿HAY LITERATURA CUBANA después de la Revolución? La respuesta es superflua. Tan trivial que no es necesario poner por escrito el monosílabo que la contesta. Tan equívoca que ya da igual.

¿Hay Literatura después de la Revolución Cubana? A estas alturas del siglo XX (un siglo que nunca terminó del todo en la Isla), hay preguntas que un cubano no perdería su tiempo en preguntar. Se trata de un cuestionamiento académico relacionado no tanto con Literatura o Revolución, sino con cierta Arqueología Cultural hecha desde el Primer Mundo. Leer el resto de esta entrada »

KCHO DEGAS. (Néstor Díaz de Villegas)

Publicado: 14 noviembre, 2010 en N.3

HABLANDO del poeta Manzano, el profesor Antonio Vera León se refiere al estilo bárbaro de la nación cubana; y Enrico Mario Santí, comentando al crítico, dice: “Para los escritores blancos que a un tiempo lo amparaban y explotaban, [Manzano se había convertido] …en una metáfora rentable dentro de la naciente narrativa”.

El estilo bárbaro (o “desaliñado”, como también lo llama Vera León), se hace popular. Los blancos lo acogen, lo “amparan”, y al mismo tiempo, lo “explotan”.

El estilo bárbaro de Kcho, como antes el de Manzano, se ha vuelto igualmente rentable dentro de la narrativa nacional contemporánea. Pareciera que el tema del amo y el esclavo, y su contrapunteo, regresaran con él a nuestra escena: teatro bufo en el que el blanco se pinta la cara de negro. En este intercambio interesado, Kcho le presta su máscara a la dictadura. Leer el resto de esta entrada »

Escribir para la pantalla
no es lo mismo que escribir para la página […].
El aspecto multidimensional de la computadora
es fascinante ―despliega un posible rango
desde el haiku hasta la ópera de salón.
Estén preparados, todo tipo de híbridos
están por salir al mundo.
RONALD SUKENICK

REVISTAS literarias independientes, no institucionales o undergrounds (como prefiera llamárseles), han comenzado a circular en la web, por correo electrónico, en CD, memorias flash y otros dispositivos. Lo underground se ha tornado un término en boga en nuestro país desde hace casi una década y ha pasado a significar algo más que lo no oficial ―un plus que pudiera evocar a Emir Kusturika―. Leer el resto de esta entrada »